Home

Todo lo escrito posteriormente a este párrafo, zanja, después de 409 años, que Miguel Esteban es el Lugar de la Mancha, con la singularidad de que la última de todas las investigaciones consiguió dar un “toque divino” a la solución de la incógnita.

Cervantes, lo primero que nos cuenta en el Quijote es que no quiere acordarse de la Aldea de D. Quijote “En un lugar de la Mancha de cuyo nombre no quiero acordarme” (cap. I, I), pero va dejando pistas de todos los lugares donde localiza alguna de sus aventuras, para El LUGAR DE LA MANCHA, no podía actuar con otros criterios.

Veamos los rastros que nos va dando de la Aldea, y las posibilidades que tienen los diferentes pueblos de ser el Lugar de la Mancha:

1ª.- El pueblo de Dulcinea, El Toboso, era cercano al suyo.

“Y fue, a lo que se cree, que en un lugar cerca del suyo había una moza labradora de muy buen parecer…Llamábase Aldonza Lorenzo,… y, buscándole nombre que no desdijese mucho del suyo y que tirase y se encaminase al de princesa y gran señora, vino a llamarla <<Dulcinea del Toboso>>, porque era natural del Toboso”. (cap. I, I).

Los pueblos cercanos a El Toboso, relacionados a continuación según distancia (google maps) son:

–         Miguel Esteban, 7.7 Kms.

–         Quintanar de la Orden, 10.3 Kms.

–         Pedro Muñoz, 13.7 Kms.

–          Mota del Cuervo, 14 Kms.

–         La Puebla de Almoradiel, 17.9 Kms.

–         Campo de Criptana, 19.4 Kms.

–         Quero, 23.3 Kms.

–         Villanueva de Alcardete, 24.1 Kms.

–          Alcázar de San Juan, 27.4 Kms.

–         …

–         Argamasilla de Alba, 48.8 Kms.

De esta numerosa lista de candidatos a ser “el lugar” cercano a El Toboso, habría que retirar a Campo de Criptana, ya que lo utiliza Cervantes como escenario de la Aventura de los Molinos y a Quintanar porque lo nombra, aunque por idéntico motivo también se podía suprimir Argamasilla.

Miguel Esteban es el pueblo más cercano a El Toboso.

 RECORTE CASA TIPICA TOBOSO

Figura nº 1.- Casa de El Toboso.

2º.-  La Aldea de D. Quijote tenía que estar situada al Norte o al Sur de Campo de Criptana, ya que el sol les daba de “soslayo” por la mañana. También tenía que ser compatible con la primera salida, pues D. Quijote tomó el mismo camino en las dos escapadas.

“Acertó don Quijote a tomar la misma derrota y camino que el que él había tomado en su primer viaje, que fue por el Campo de Montiel, por el cual caminaba con menos pesadumbre que la vez pasada, porque, por ser la hora de la mañana y herirles a soslayo los rayos de sol, no le fatigaban” (cap. VII, I).

Miguel Esteban está al Norte de Campo de Criptana.

3º.- Estar en la Mancha, tener como horizonte La Mancha, cercano a El Toboso y empezar a caminar por el Campo de Montiel.

“En un lugar de la Mancha de cuyo nombre no quiero acordarme” (cap. I, I)

“por las puertas y balcones del manchego horizonte a los mortales se mostraba, cuando el famoso caballero don Quijote de la Mancha, … y comenzó a caminar por el antiguo y conocido campo de Montiel”. (cap. II, I).

Posiblemente Cervantes crea este galimatías para poner de manifiesto los pleitos por el territorio que podían existir en la zona entre las Ordenes de Santiago y de San Juan, siendo consecuencia de los mismos el que Miguel Esteban en 1224 pasase a depender de la Orden de Santiago, y que en 1575 todavía existían en Campo de Criptana: “El término de esta villa que de presente poseen es de cuatro leguas de largo y una legua de ancho y por algunas partes media legua porque lo demás que es mucho término de más de cinco leguas de largo traen pleito con el prior de San Juan y comendador de Socuéllamos.”(RFII, Campo de Criptana, 45)

Quizás lo comprendiésemos mejor si el texto de Cervantes se hubiese escrito al menos 100 años después y situando el Lugar en otra región: En un lugar de Andalucía, con horizonte andaluz, su amada vivía en una aldea cercana llamada La Línea y comenzó a caminar por suelo ingles. Nadie querría acordarse del lugar y nadie afirmaría que el lugar es Londres.

4º.-  El camino a Murcia. Cervantes lo nombra en dos ocasiones, una para situar a D. Quijote en el camino y en la otra para afirmar que pasa por su pueblo.

Y habiendo andado como dos millas, descubrió don Quijote un grande tropel de gente, que, como después se supo, eran unos mercaderes toledanos que iban a comprar seda a Murcia”. (cap. IV, I).

 “Si así es –dijo el cura-, por la mitad de mi pueblo hemos de pasar, y de allí tomará vuesa merced la derrota de Cartagena, donde se podrá embarcar con la buena ventura”. (cap. XXIX, I).

El primer párrafo sitúa a D. Quijote en el Camino a Murcia, también llamado Camino de la Seda. En este camino lo recogió un agricultor y lo llevó a su pueblo, como veremos a continuación.

El segundo párrafo dice claramente que por la Aldea de D. Quijote pasa el Camino de Murcia, pero no, que llegasen por él de vuelta del segundo viaje.

PLANO PERO JUAN VILLUGA RECORTE

Figura nº 2.- Recorte del mapa diseñado por Gonzalo Menéndez Pidal, según el original de Juan Pero Villuga de 1546. Real Academia de la Lengua. Camino Toledo a Murcia.

En el plano (ver figura nº 2) se aprecia que el Camino de Toledo a Murcia pasaba por Villacañas, Miguel Esteban y El Toboso.

5º.- La necesidad de los agricultores de Miguel Esteban de usar el camino de Murcia para llegar a los molinos.

 “Acertó a pasar por allí un labrador de su mesmo lugar y vecino suyo, que venía de llevar una carga de trigo al molino”

En Miguel Esteban no había  molinos de viento ni hidráulicos en aquellos tiempos, por lo que tenían que ir, al menos, al río Cigüela a moler el trigo. Algunos de esos molinos eran el Molino Viejo y el de Doña Sol Corrales, que ya figuraban en las Relaciones de Felipe II de Miguel Esteban y el camino más corto para llegar a ellos era el Camino a Murcia, rotulado en plano 688-1886 como camino de Villacañas a Miguel Esteban. Consecuentemente los agricultores pasarían habitualmente por este camino para ir a moler el trigo al rio Cigüela.(ver figura nº 3).

RECORTE 687-688 molinos

Figura nº 3.-Recorte de 687-1883 y 688-1886. INSTITUTO GEOGRÁFICO NACIONAL.

6º.- El cruce de caminos.

 “En esto llegó a un camino que en cuatro se dividía, … Y habiendo andado como dos millas, descubrió don Quijote un grande tropel de gente, que, como después se supo, eran unos mercaderes toledanos que iban a comprar seda a Murcia”.

Hay un cruce en el antiguo camino de Quero a Quintanar de la Orden con el camino de Madrid y de ese cruce sale otro camino que va a La Puebla de Almoradiel, que cumple la condición de que el camino se divida en cuatro. D. Quijote podría venir de Quero, dirección Quintanar de la Orden, y se topó con él.

El camino a La Puebla de Almoradiel desde el entronque de caminos,  está rotulado como Camino de Palomares, el camino a Quintanar, como Camino de Cardadores, y se cruzan, a unas dos millas -3.700 m.-, con el Camino a Murcia, rotulado como Camino de Villacañas a Miguel Esteban. Los cruces con ambos caminos están cerca del pueblo de Miguel Esteban, el primer cruce a unos 8 Kms., el segundo a unos 5 Kms. y medio (ver figura nº 4).

En el punto de cruce de los cinco caminos se ubica la Ermita de Palomares.

PALOMARES RECORTE MNT688

Figura nº  4.-Recorte de 688-1886. INSTITUTO GEOGRÁFICO NACIONAL.

 7º.- El punto anterior queda reforzado por la leyenda que existe sobre el lugar.

Pero la clave definitiva para proclamar a MIGUEL ESTEBAN como EL LUGAR DE LA MANCHA, es la asociación que hace Cervantes de la indecisión de D. Quijote, en el ya mencionado entronque de caminos “En esto llegó a un camino que en cuatro se dividía”, dándole a elegir a Rocinante el camino a tomar y lo que cuenta la tradición sobre la Virgen de Palomares, que tiene en el cruce que en cuatro se dividía una ermita.

Veamos lo que nos cuenta Cervantes:

“En esto llegó a un camino que en cuatro se dividía, y luego se le vino a la imaginación las encrucijadas donde los caballeros andantes se ponían a pensar cuál camino de aquéllos tomarían; y, por imitarlos, estuvo un rato quedo, y al cabo de haberlo muy bien pensado, soltó la rienda a Rocinante, dejando a la voluntad del rocín la suya, el cual siguió su primer intento, que fue irse camino de su caballeriza”.

Y lo que cuenta la tradición sobre la Ermita de Palomares:

 “Cuentan los más ancianos que en el paraje de Palomares, araban la tierra varios gañanes de distintas localidades, cuando uno de ellos, al echar el surco, encontró una imagen de una Virgen. Sorprendido, llamó al resto de los labriegos disputándose de inmediato la adquisición del hallazgo. Entonces decidieron subir a la Virgen a un carro y dejar que los bueyes decidiesen el camino el camino que tenía que seguir la tan venerada imagen”. (Panel informativo situado en la Ermita. Junta de Castilla-La Mancha).

La transcripción de la historia al Quijote es evidente y confirma, que en la Ermita de la Virgen de Palomares está situado el cruce de caminos que describe Cervantes. Desde este encuentro de caminos, D. Quijote llegó al Camino de Murcia, donde después de la pelea con los comerciantes que iban a Murcia, lo auxilió un paisano suyo que venía de llevar una carga de trigo a un molino del río Cigüela, llevándolo a su Aldea: MIGUEL ESTEBAN: EL LUGAR DE LA MANCHA.

ERMITA PALOMARES 800

Figura nº 5.-Ermita de la Virgen de Palomares

 José Arias Mora.

Imagen de la entrada: Monumento a la MUJER VENDIMIADORA. Miguel Esteban.

Anuncios

Un pensamiento en “EL LUGAR DE LA MANCHA: MIGUEL ESTEBAN

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s