Home

EL TOBOSO DE DULCINEA COINCIDE CON LA ARGANDA DE CERVANTES

José Arias Mora

Repasemos los datos que nos narra Cervantes sobre El Toboso:

1º.- Llegan al Toboso, a doscientos pasos se topan con la iglesia y acaban metiéndose en el cementerio.

 “Guió Don Quijote, y habiendo andado como doscientos pasos, dio con el bulto que hacia la sombra, y vio una gran torre, y luego conoció que el tal edificio no era alcázar, sino la iglesia principal del pueblo. Y dijo:

-Con la iglesia hemos dado, Sancho.

-Ya lo veo-respondió Sancho-. Y plegue a Dios que nos demos con nuestra sepultura; que no es buena señal andar por los cementerios a tales horas.” (cap. IX, II).

En la Arganda del siglo XVII y por la zona por donde entraba el camino de Madrid con dirección a Valencia, las casas empezaban en la confluencia del citado camino con la calle Santiago Apóstol, por lo que los viajeros procedentes de Madrid, cuando rebasaban estas primeras edificaciones  y “como a doscientos pasos” se encontraban con la gran torre de la iglesia parroquial de San Juan, (ver figura nº1) y al lado de ella la casa de cura (ver figura nº 1) y el cementerio,(1) frecuentemente invadido por las caballerías de los viajeros y arrieros debido al estrechamiento que provocaba en el camino la sacristía de la iglesia de San Juan y a la multitud de bestias que habría en la calle de San Juan, pues en ella y en zonas próximas había numerosos mesones en aquella época.(2)

(1)El espacio que ocupa el pórtico occidental en origen fue el cementerio de la villa, ya que, hasta el siglo XVI, no se generalizó el entierro en el interior de las iglesias, en el caso de Arganda, esta práctica que perduró hasta el siglo XIX cuando se construyó el cementerio municipal. http://archivo.ayto-arganda.es/patrimonio/fp.aspx?id=1

La sacristía se derribó en 1588, pero el problema persistía en 1692. (2)

(2) Y<>, se levante pared de mampostería en el ángulo de la calle San Juan y la travesía de la casa del Cura.

No debieron ser los arrieros los únicos que inquietaban la paz de camposantos tan céntricos. La inspección diocesana del año 1692 encarece a todos los fieles<> y tengan en cuenta << la santidad del lugar también las mozas, al servirse de él de paso para la fuente>>. (http://archivo.ayto-arganda.es/archivo/biblio/PDF/04106031.pdf )

IRIGOYEN marcado 900 ampliado

Figura nº 1.- Plano Irigoyen 1787. Las primeras casas comenzaban en la punta de flecha que hace el “Camino de Madrid a la Mancha baja y Valencia y Calle Mayor”, nombre que costa en el plano y la calle Santiago Apóstol, ambas señaladas de amarillo. También está señalada de amarillo la iglesia y la casa del Sr cura.

La población de 1613 (2226 h.) y la de 1797 (2350 h.) era prácticamente la misma por lo que la extensión de la zona edificada sería la misma en 1613 y en 1787 que es la fecha del plano de Irigoyen. (figura nº 1)

ARGANDA poblacion guia

Figura nº 2.- Arganda. Guía didáctica.

(http://archivo.ayto-arganda.es/archivo/biblio/PDF/04209002.pdf )

arganda 200 pasos iberpix2

Figura nº 3.- En azul, el trayecto entre las primeras casas de Arganda de 1600 y la torre de la iglesia de San Juan.

2º.- La casa frontera donde vivía el cura y el sacristán.

En el Toboso al no encontrar D. Quijote y Sancho el palacio de Dulcinea, le pregunta a un labrador por él. El labrador los remite al cura y les dice donde vive.

“En esta casa frontera vive el cura y el sacristán del lugar” (cap.IX, II).

El labrador estaba indicándoles que la casa del cura estaba al lado de la iglesia.

En plano de Irigoyen está señalada la casa del cura, en el camino real Madrid-Valencia a su paso por Arganda, junto a la Iglesia parroquial. También se aprecia la casa de la familia Sancho Granado en la misma acera, y enfrente de la casa de esta familia es donde se supone que estuvo la casa de la familia Cortina. (Ver figura nº 1)

3º.- Las callejuelas sin salida.

“y más habiendo dicho a vuestra merced, si mal no recuerdo, que la casa de esta señora ha de estar en una callejuela sin salida.

-Maldito seas de Dios, mentecato-dijo Don Quijote-. ¿Adonde has tu hallado que los alcázares y los palacios reales estén edificados en callejuelas sin salida?” (cap IX, I).

Callejuelas sin salida en el casco viejo de la Arganda actual hay más de una docena y se supone que en la Arganda de 1600 había un numero bastante más elevado.

Después de recorrer los callejones sin salida de Arganda y que Cervantes conocía,  se comprende el enfado de D. Quijote. Para muestra, ver la figura nº 4, un callejón en la actual Arganda del Rey y que al igual del resto de los callejones sin salida de Arganda los planes urbanísticos no han podido con ellos.

CALLEJUELA CRUZ (24)

Figura nº 4.- Callejuela sin salida de Arganda.

4º.- Que Cervantes nos cuente lo de Roncesvalles, que generalmente no cuenta nada que no venga a cuento, en este capítulo, creo que apoya la misma idea, Cervantes se está acordando de Arganda.

“Venía el labrador cantando aquel romance que dice:

<<Mala la hubistes francases,

en esa de Roncesvalles.>>”

-Que me maten Sancho –dijo oyéndole Don Quijote-, si nos ha de suceder cosa buena esta noche. ¿no oyes lo que viene cantando ese villano? (cap. IX, II).

Cervantes hablando de El Toboso y describiéndolo como si fuera Arganda, usa y modifica el romance de Guarinos, para nombrar la palabra Roncesvalles, ya que no podía nombrar el pueblo de su madre, pero si se acordó del moro Arganda, nombrado en el Bernardo de Carpio o Victoria de Roncesvalles.

 “y a Arganda, un moro capitán, de paso

Cabeza y pecho abrió de una herida;”

Bernardo de Balbuena.

Teniendo en cuenta lo que le pasó al moro Arganda, no nos debe extrañar la reflexión de D. Quijote.

Creo que puedo acabar afirmando que Arganda, la aldea de la Segunda Parte del Quijote no solo tiene cuesta, arroyo, fuente y picota, sino también la torre de la iglesia parroquial a doscientos pasos de las primeras casas del pueblo, un cura que vive al lado de la iglesia, callejones sin salida y aparece su nombre en la Victoria de Roncesvalles, lo que hace suponer que  los datos que aporta Cervantes en esta Segunda Parte sobre El Toboso, podrían estar inspirados en Arganda del Rey y no es una extraña coincidencia, pues Arganda es el pueblo donde nacieron y están enterrados la familia materna de Cervantes, los Cortinas, y la aldea de donde parten D. Quijote y Sancho para realizar su tercer viaje.

Lo que también consiguió Cervantes en su Segunda Parte, fue ser el primero en hacer coincidir la aldea de D. Quijote con su aldea o al menos con la de su madre, Arganda del Rey.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s