Home

LOS DUQUES  OCIOSOS Y LA ÍNSULA BARATARIA

En el presente trabajo pretendo demostrar que hay indicios suficientes para suponer que Alhama de Aragón y Calatayud fueron los escenarios geográficos que Cervantes tuvo presente durante la narración de los capítulos de los Duques ociosos y de la Ínsula Barataria.

Alhama de Aragón es una ciudad de ocio para todos los que la visitamos atraídos por sus baños. Ya se conocían en tiempos de los romanos sus manantiales termales y sus relaciones con el entretenimiento, y de aquellos tiempos podrían ser los baños del Moro y de la Mora. Cervantes la pudo ver como el sitio ideal para ubicar al  Duque y a D. Quijote aunque solo les mojó las barbas.

Se supone que el ingenioso Cervantes pasó por Alhama de Aragón al menos dos veces, la primera, en su huida por el asunto Sigura y la segunda, de manera más pausada, durante su viaje a Barcelona en 1610 siguiendo al Conde de Lemos “pretendió acompañar al Conde de Lemos a Nápoles, de donde había sido nombrado virrey, pero sus aspiraciones quedaron frustradas, a pesar de que se trasladó a Barcelona en el verano de 1610, para que lo incorporara a su corte” (Cervantes y el “Quijote”. Martin de Risquer.)

Una vez más, el mago Cervantes es capaz de transformar los acontecimientos normales y que están a la vista de todos en hechos grandiosos y singulares. Y al igual que logró cambiar el puerto de Veredas con su gran trasiego de ovejas en el escenario de la Batalla de las Ovejas, consigue con la misma maña trocar Alhama de Aragón en la residencia de los Duques ociosos y a Calatayud en la Ínsula Barataria, llamada así por barata o quizás por El Batallador o por Bilbilitano.

Veamos las pistas que Cervantes nos deja en su novela para sospechar, al menos, que en Alhama de Aragón situó la residencia de sus Duques:

1.- LA CUEVA DEL ORO.

La sima con dos entradas, donde cayó Sancho, fue la primera pista que me indujo a investigar a Alhama de Aragón como posible residencia de los Duques, pues este pueblo tiene dentro de su término municipal una de las pocas cuevas que están dentro de la ruta de D. Quijote y que tiene dos entradas: La cueva del Oro.

Sancho cayó por una boca y salió por otra:

“comenzó a caminar por aquella gruta adelante, por ver si hallaba alguna salida por otra parte. … descubrió una confusa claridad, que pareció ser ya de día, y que daba por alguna parte entrada”. (cap. LV, II).

Los espeleólogos dan fe de que la cueva del Oro tiene dos bocas:

“El acceso a la Cueva del Oro se hace por una boca muy amplia, pero a la izquierda de ella hay otra oquedad, y mediante un estrecho conducto, también comunica con el interior.” Mario Gisbert, (Autor, junto con Marcos Pastor del libro: CUEVAS Y SIMAS de la provincia de Zaragoza).

Y las gentes del lugar entraban por una y se salían por otra:

Debido a las dos bocas de la cueva del Oro, los guías que me llevaron a ella me comentaban: “Cuando éramos críos pasábamos por una entrada y nos salimos por la otra”, al igual que le pasó a Sancho, cayó por una boca y lo sacaron por otra.

La cueva es bastante difícil de encontrar, a no ser que te lleven, pero es conocida por todos desde tiempos inmemoriales.

Sancho podía haber recorrido las 4 leguas que separan Calatayud (expondré más adelante que esta ciudad es la Ínsula Barataria) de Alhama de Aragón en el día, pero como se paró con su vecino Ricote (veremos que fue en el mismo sitio en el que Avellaneda situó la aventura de D. Quijote y Sancho con el morisco melonero)  se le hizo de noche y no llegó al palacio de los Duques.

A media legua de Alhama, Sancho se apartó del camino que traía de la Ínsula Barataria  y acabó cayendo en la cueva con dos entradas.

“El haberse detenido Sancho con Ricote no le dio lugar a que aquel día llegase al castillo del duque, puesto que llegó a media legua de él, donde le tomó la noche, … se apartó del camino … cayeron él y el rucio  en una honda y oscurísima sima”. (cap. LV, II).


F 1 CUEVA DEL ORO

Figura nº 1.-Recorte de Iberpix donde se ha señalado con una flecha el lugar donde se pudo apartar Sancho del camino real para acabar cayendo en la cueva del Oro, marcada con un doble círculo negro.

2.-DISTANCIA DEL EBRO A ALHAMA DE ARAGÓN.

Es posible que en casi dos días (“sucedió, pues, que otro día, al poner del sol”) D. Quijote y Sancho anduviesen la distancia aproximada de 112 Kms. = 15,14 leguas, 7,57 leguas por día, que separan las riberas del río Ebro de Alhama de Aragón, pues entre Madrid y Zaragoza hay una distancia de 314 Kms. = 42,43 leguas de la época de Cervantes y las postas cubrían ese trayecto en cuatro días (1), 10,60 leguas por día.

(1)Los servicios de estafetas se extienden … a Aragón en 1610 … y desde Madrid había correo semanal por el mismo sistema, hasta Zaragoza, empleándose cuatro días en el transporte de la correspondencia y siete a Barcelona. (José I Uriol Salcedo. HISTORIA DE LOS CAMINOS DE ESPAÑA).

Las comunicaciones en general o las maneras de desplazarse de Cervantes son más rápidas en 1610 que cuando él viajaba a Sevilla, por lo que hace caminar a sus personajes  con más rapidez.

Después de la aventura del Barco Encantado “se pusieron a caballo y se apartaron del famoso rio” (cap. XXX, II), y en dos días llegaron a la finca de los Duques:

Sucedió, pues, que otro día, al poner del sol y al salir de una selva, tendió Don Quijote la vista por un verde prado, y en lo último de él vio gente, y llegándose cerca, conoció que eran cazadores de altanería. Llegóse más, y entre ellos vio una gallarda señora sobre un palafrén o hacanea blanquísima” (cap. XXX, II).

3.-El PALACIO DE LOS DUQUES.

En principio, Cervantes disponía en Alhama de Aragón de una residencia para sus Duques y que es citada en el Quijote con diferentes nombres: casa de placer, castillo, palacio, fortaleza y casa de campo. Me estoy refiriendo al palacio de los Padillas, casa palacio construida en el siglo XVI.

F 2 PALACIO DE LOS PADILLAS

Figura nº 2.-Palacio de los Padilla. Siglo XVI. Alhama de Aragón.

en una casa de placer que aquí tenemos”. (cap. XXX, II).

“hizo traer ante sí todas las dueñas de palacio”. (cap. XXXIX,II)

“Y primero quiere saber si está en este vuestro castillo el valeroso y jamás vencido caballero don Quijote de la Mancha …. Ella queda a la puerta d’esta fortaleza o casa de campo, y no aguarda para entrar sino vuestro beneplácito”. (cap. XXXVI, II).

4.-LA CONDESA TRIFALDI O LOBUNA.

Otro de los indicios que apoyan que Cervantes tenía su mente en Alhama durante los capítulos de los Duques, es el apodo de la condesa Trifaldi, usando para ello la palabra “Lobuna”, muy similar a un topónimo existente en Alhama de Aragón, “Lobera”, usado para nombrar al barranco de la Lobera, muy próximo a los antiguos baños que ya existían en su época (2).

(2)“Y de las (fuentes) que nacen de la parte derecha se aprovechan para los baños y para ello hay una casa donde esta agua nace, y en ella dos baños y camas con aposentos necesarios para este menester” (Itinerario del reino de Aragón. Juan Bautista Labaña. 16 de febrero de 1611).

“Y que de su propio apellido se llamó la “condesa Lobuna”, a causa de que se criaban en su condado muchos lobos, y como si eran lobos fueran zorras, la llamaran la condesa Zorruna, por ser costumbres de aquellas partes tomar los señores la denominación de sus nombres de la cosa en que más sus estados abundan; empero, esta condesa, por favorecer la novedad de su falda dejó el ”Lobuna” y tomó el “Trifaldi”. (cap. XXXVIII, II)

F 3 LOBERA lobuna 2

Figura nº 3.-Recorte de Iberpix, donde se ha subrayado en negro el “barranco de la Lobera”.

5.-LOS CATARROS DE  DOÑA RODRIGUEZ.

Otra pista de que Cervantes sigue con su imaginación en Alhama de Aragón: a Doña Rodríguez le hace pronunciar la palabra “catarros” y no la vuelve a usar en la Segunda Parte. La palabra es oportuna si se tiene presente que las aguas de Alhama de Aragón tienen como especialidad el tratamiento de las afecciones del aparato respiratorio (3).

(3)http://www.balnearios.org/tratamiento-respiratorio

“mi alma me tengo en las carnes, y todos mis dientes y muelas en la boca, amén de unos pocos que me han usurpado unos catarros, que en esta tierra de Aragón son tan ordinarios”. (cap. XLVIII, II).

6.-LA CACERIA ENTRE DOS ALTÍSIMAS MONTAÑAS.

Existe un paraje, cerca de Alhama de Aragón, entre los términos de Alhama y Bubierca, coincidiendo con el valle del río Monegrillo que está “entre dos altísimas montañas”. En este valle se halla la ermita de Santa Quiteria (nombre de un famoso personaje del Quijote), a donde los alhameños se dirigen en romería los 22 de mayo para celebrar su fiesta. Después de la ceremonia religiosa los romeros se trasladan a una explanada situada en el sitio de Valdelloso donde celebran una comida y pasan la tarde.

Esta fiesta, que cuenta con una gran participación de los habitantes de Alhama, pudo ser la inspiración de Cervantes:

“don Quijote, de puro cortés y comedido, tomó la rienda de su palafrén, aunque el duque no quería consentirlo, y finalmente llegaron a un bosque que entre dos altísimas montañas estaba, donde, tomados los puestos, paranzas y veredas, y repartida la gente por diferentes puestos, se comenzó la caza con grande estruendo, grita y vocería, de manera que unos a otros no podían oírse, así por el ladrido de los perros como por el son de las bocinas.En esto, atravesaron al jabalí poderoso sobre una acémila, y, cubriéndole con matas de romero y con ramas de mirto, le llevaron, como en señal de victoriosos despojos, a unas grandes tiendas de campaña que en la mitad del bosque estaban puestas, donde hallaron las mesas en orden y la comida aderezada, tan suntuosa y grande, que se echaba bien de ver en ella la grandeza y magnificencia de quien la daba”. (cap. XXXIII, II).

Parece que Cervantes está describiendo el sitio (entre dos altas montañas) y la manera de celebrar la fiesta de Santa Quiteria (instalando mesas y tiendas en medio del valle).

La fiesta se celebra desde 1585 según los documentos encontrados en los archivos parroquiales (4).

(4)“La Cofradía de Santa Quiteria según su libro se halla renovada en el año 1650, o el siguiente, desde cuyo año comienzan sus nuevas cuentas y la memoria de sus cofrades, lo que persuade grande antigüedad cuando tuvo necesidad de renovación. Hállanse también resoluciones de esta Cofradía de los años 1585 y 1599. Su fiesta se celebra el día de la Santa, a 22 de mayo, con primeras vísperas en la Parroquia. El día siguiente, que es el de la Santa, al salir el sol sale la procesión de la Parroquia”(Texto encontrado por Jorge Antón.)

F 4 VALDELLOSO QUITERIA 2

Figura nº 4.-Recorte de Iberpix donde se ha subrayado la ermita de Santa Quiteria y señalado con un círculo negro el lugar de su celebración.

7.-EL GRAVE ESCLESIASTICO: PEDRO LIÑÁN DE RIAZA.

Pedro Liñán de Riaza pudo ser el personaje en el que pensó Cervantes para crear “un grave eclesiástico de estos que gobiernan las casas de los príncipes” (cap. XXXI, II)”, según argumenta José Luis Pérez López en su artículo titulado: Una hipótesis sobre el Don Quijote de Avellaneda: De Liñán de Riaza a Lope de Vega.

Sería bastante lógico que Cervantes incluyese a este personaje en el palacio del Duque, que supongo situado en Alhama de Aragón, pues Pedro Liñán de Riaza tenía sus orígenes en la Comunidad de Calatayud y fue secretario de Marqués de Camarasa. Podría incluso haberse remojado en los baños de Alhama de Aragón, ya que Juan Bautista Labada cuenta en 1611 “De Alhama fui a Godojos a ¾ de legua.  Lugar del Marqués de Camarasa“.

8.-EL ENCUENTRO CON EL MORISCO RICOTE.

En la escena del morisco Ricote, Cervantes una vez más imita a su imitador Avellaneda. Así, Cervantes, que conocía el sitio donde Avellaneda sitúa la pelea de su Quijote con el morisco melonero, plantea en el mismo lugar otra escena con otro morisco, un morisco amigo y vecino de su aldea, que abraza y confía en  Sancho. Veamos las dos escenas:

  1. El morisco de Cervantes.

Sancho, en el camino de vuelta de la Ínsula al palacio del Duque, es decir, en el camino de Calatayud a Alhama de Aragón, y a 2 leguas de la primera, se encuentra con su vecino Ricote que volvía a su pueblo, el mismo de Sancho, a desenterrar un tesoro.

Ricote, venía de Francia y se dirigía a Arganda del Rey (la aldea de D. Quijote en la Segunda Parte). Iba por el camino correcto, el camino real Madrid-Zaragoza. En Alcalá se desviaría para Arganda, como hicieron nuestros protagonistas para llegar a su aldea.

“–¿Cómo, y es posible, Sancho Panza hermano, que no conoces a tu vecino Ricote el morisco, tendero de tu lugar? […]Dime: ¿quién te ha hecho franchote, y cómo tienes atrevimiento de volver a España, donde si te cogen y conocen tendrás harta mala ventura? […] –Y ¿qué oficio es el que has dejado, Sancho? –preguntó Ricote. –He dejado de ser gobernador de una ínsula – respondió Sancho–,  y tal, que a buena fe que no hallen otra como ella a tres tirones. –¿Y dónde está esa ínsula? –preguntó Ricote. –¿Adónde? – respondió Sancho–. Dos leguas de aquí, y se llama la ínsula Barataria. – … Dígote  Ricote amigo, que esta mañana me partí d’ella, y ayer estuve en ella gobernando a mi placer,” (cap. LIIII, II)

                     2. El morisco de Avellaneda.

A este morisco, D. Quijote apócrifo se lo encuentra en la cercanía de Ateca, cuando iba camino de Zaragoza.

“Tras éste pasaron otros tan apacibles y más estraños cuentos en los demás lugares del camino, hasta que sucedió que, llegando él y Sancho cerca de Calatayud, en un lugar que llaman Ateca” (Avellaneda, cap. VI).

“—¿Qué gigante es ése —preguntó mosén Valentín—, o qué Chipre? ¿Es por desgracia como la aventura del morisco melonero que los días pasados llamábades Bellido de Olfos?” (Avellaneda, cap. XIV).

El lugar próximo a Ateca que se nombra en el Quijote de Avellaneda es el mismo lugar que está a dos leguas de la Ínsula Barataria, es decir, de Calatayud, según las cuentas de otro viajero famoso que pasó por Ateca el 17 de febrero de 1611, Juan Bautista Labaña: “De Bubierca me fui a dormir a Calatayud, a 3 leguas. Y a una legua grande queda Ateca”. Las 2 leguas a Calatayud comienzan antes de llegar a Ateca (en la proximidad de Ateca).

El situar Cervantes las escenas de los dos moriscos creo que ayuda a refrendar el siguiente punto.

LA INSULA BARATARIA: CALATAYUD

Después de tener la suficiente certeza de que Alhama de Aragón es el lugar elegido por Cervantes para fijar la residencia de los Duques, es casi imposible no pensar en Calatayud como enclave de la Ínsula Barataria, como consecuencia de las siguientes pistas:

1.- La distancia de la Ínsula al palacio del Duque era muy corta.

Ofreciéndole primero compañía y todo aquello que quisiese para regalo de su persona y para la comodidad de su viaje. Sancho dijo que no quería más que un poco de cebada para el rucio y medio queso y medio pan para él; pues el camino era tan corto, no había menester mayor ni mejor repostería”. (cap. LIII, II).

De Calatayud a Alhama de Aragón hay una distancia de 4 leguas aproximadamente.

F 5 CALATAYUD-ALHAMA

Figura nº 5.- Recorte de Google maps, donde se aprecia la distancia de 26,8 kilómetros, menos de 4 leguas, entre Calatayud y Alhama de Aragón.

2.-La entrada de Sancho a la Ínsula la describe Cervantes de la siguiente manera:

“Digo, pues, que con todo su acompañamiento llegó Sancho a un lugar de hasta mil vecinos, que era de los mejores que el duque tenía. Diéronle a entender que se llamaba la ínsula Barataria, o ya porque el lugar se llamaba Barataria, o ya por el barato con que se le había dado el gobierno. Al llegar a las puertas de la villa, que era cercada, salió el regimiento del pueblo a recebirle; tocaron las campanas, y todos los vecinos dieron muestras de general alegría, y con mucha pompa le llevaron a la iglesia mayor a dar gracias a Dios, y luego, con algunas ridículas ceremonias, le entregaron las llaves del pueblo, y le admitieron por perpetuo gobernador de la ínsula Barataria”. (cap. XLV, II)

Por supuesto, Calatayud era una población amurallada con sus correspondientes puertas (5), tenía una iglesia mayor (6) y contaba con hasta 1.000 vecinos (7).

(5) “El conjunto fortificado islámico de Calatayud, castillo, muralla y puertas, es el más antiguo que se conserva de la época musulmana en la Península Ibérica, y uno de los más antiguos del mundo islámico”

http://www.turismodezaragoza.es/provincia/patrimonio/islamico/conjunto-fortificado-islamico-calatayud.html

(6) La Colegiata de Santa María la Mayor es la iglesia más importante de la ciudad, y ya se cita documentalmente en el siglo XII.

http://www.aragonmudejar.com/calatayud/santamaria/santamaria01.html

(7)Por la aspereza del sitio donde están los castillos y donde estuvo antiguamente esta población se fue bajando al llano, y así hoy está en él situada, ocupando mucho espacio de él porque tendrá casi 3.000 vecinos. (Itinerario del Reino de Aragón. Juan Bautista Labaña. 17 de febrero de 1611).

3.- Los moriscos. Tomando a Calatayud como Ínsula Barataria, a 2 leguas de ella como ya hemos visto, Sancho se encuentra con su vecino, el morisco Ricote. En este mismo lugar el Quijote apócrifo se pelea con el morisco melonero, lo que hace sospechar que la distancia que nos aporta Cervantes sea para indicarnos, quizás también a Avellaneda, que en ese mismo sitio ha creado, cambiado y mejorado la escena del morisco.

José Arias Mora

Ingeniero Agrícola y del Medio Rural

https://losviajesdelquijote.wordpress.com/

CUEVA DEL ORO

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s